miércoles, 14 de enero de 2009

LOS NIÑOS DE GAZA


Estoy muy triste. No me salen las palabras para expresar lo que siento sobre lo que pasa en Gaza. Las fiestas de Navidad para mí este año no tenían ni color ni alegría. Los Reyes Magos trajeron muchos regalos y lanzaron muchos caramelos para los niños en la Cabalgata del barrio, pero los niños de Gaza recibían bombas y los tanques rompen sus casas. Es una guerra injusta. Un país grande que tiene todas las armas masivas contra una franja pequeña de 70 kilómetros y un millón de habitantes. Ya han muerto unos mil, la mitad eran niños y mujeres. Lo peor de todo es que atacan con armas nuevas con fósforo blanco, que destruye por dentro a las personas y los médicos no pueden hacer nada para salvar a las víctimas. Están bombardeando casas, mezquitas, colegios... todo lo que se les antoja sin que nadie se lo pueda impedir ni parar. ¡Hay que salvar a estos niños que no tienen culpa de nada! Espero que terminen estos ataques y que dejen vivir en paz a los niños que quedan en Gaza para que tengan ellos también regalos de verdad, no bombas. ¡Por favor, que hagan algo los mayores para parar esta guerra injusta! Amir (con ayuda de su mamá)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el texto que has hecho de los niños de gaza.Se que da mucha pena pero vamos ha intentar solucionarlo.Pero me ha gustado mucho el texto.Se que han matado a muchos niños de Gaza.

FIN

Álvaro. dijo...

Amir, me ha gustado mucho el texto de los niños de Gaza.