martes, 27 de enero de 2009

¿Qué puedo hacer yo por la paz?


Yo no puedo parar la guerra, pero sí puedo hacer pequeñas cosas por la paz, como por ejemplo intentar que mis hermanos no se peleen, compartir la nintendo DS porque ellos no tienen, enseñarles juegos en el ordenador, dejarles un sitio en el sillón, compartir mi escritorio cuando no tengo deberes, ayudar a mi abuelo Antonio a construir una carroza de madera y a mi abuelo Eugenio a coger patatas (ya he ido tres años a cogerlas) Álvaro.
Yo, para hacer la paz, no diría palabrotas ni tacos, no diría mentiras, no me pelearía con mis hermanos ni con mi hermana, tampoco desobedecería a mis padres ni a mi "profe"; tampoco sería egoísta ni pegaría a quien me quitase un juguete. Jugaría con todo el mundo y no destrozaría el trabajo de los demás. Compartiría mis juguetes y haría limpios mis trabajos para que el "profe" estuviera contento. Pararía la guerra, si pudiera, ayudaría a quien lo necesitase. Rezaría a mi padre Dios para que parase todas las guerras, ordenaría mi cuarto cuando me lo dijeran, iría, si pudiera, a dar de comer a los necesitados, iría a ver a los enfermos y a los mayores de 89 años de edad, daría dinero a los pobres, no maltrataría a nadie. Desharía los conflictos, si pudiera, viviría con pobres y haría feliz a todo el mundo. Pero lo que más me gustaría, de corazón, es que nadie muriese en las guerras y... ¡punto pelota! María.

Yo, el día de la paz, ayudaré a la gente, a mis padres, a los amigos de mis padres, a mis amigas. No diré mentiras y diré siempre la verdad. Intentaría que mi abuelo ya no beba cerveza, que se lleven todos bien, que no haya peleas. Me gustaría que los padres de mi amiga estén juntos porque están separados y está triste, creo. Adina
Yo, lo que haría por la paz es: No pelearme más con mis hermanos y primos, que Juan Carlos y Carlos se hagan amigos y no se peleen. Voy a ayudar a mis amigas a hacer las cosas, a mis padres cuando necesiten ayuda y a todo el mundo cuando tengan problemas. Para parar las guerras del mundo les diría, a quienes gobiernan los países, que dieran órdenes para dejar de fabricar armas y que se gastaran el dinero en dar de comer a todas las personas que se mueren de hambre en el mundo. Claudia


Intento resolver mis problemas hablando, sin pegar; escucho los consejos de las personas mayores; a veces ayudo a los que tienen problemas, coopero en algunos trabajos y normalmente digo la verdad. Carlos.


2 comentarios:

Teresa dijo...

¡Chicos! que cosas tan bonitas habéis escrito. A mi, por lo menos, me enseñáis muchas cosas con vuestros textos..

Javier Casado dijo...

Muchas gracias Teresa por tu comentario. Ya tenía ganas de que alguna madre o padre se pasara por aquí y dejara su opinión. Esperamos seguir viéndote por aquí.