sábado, 7 de marzo de 2009

LA QUE FALTABA


Mi abuelo tiene un taller y sabe hacer muchas cosas de madera. Yo le ayudé a hacer una carroza y cuando en el rincón de matemáticas quería hacer pentominós me di cuenta que en uno de ellos faltaba una pieza y no lo podíamos hacer porque en un puzzle, si te falta alguna pieza, ya no lo puedes hacer. Entonces Javier me dijo que se lo podía llevar a mi abuelo para que en su taller nos hiciera una pieza de madera igual que la que se nos había perdido. Me llevé el pentominós a mi pueblo, Colmenar de Oreja, y se lo enseñé a mi abuelo. Me dijo que haría la pieza que le faltaba y me la daría el lunes o el martes. Cuando me la dio me dijo que tuvo que hacer hasta tres fichas hasta que la tercera encajó bien, luego la pintó y la dejó un día entero secando. Cuando me dió el pentominos con la pieza nueva la llevé al colegio y Javier nos dió las gracias a mi abuelo y a mí. También hizo una foto con la nueva pieza que os ponemos aquí para que veáis qué bien ha quedado (¡gracias abuelo!): Álvaro. Prueba a rellenar este pentominós virtual

5 comentarios:

aamir dijo...

Nos ha gustado mucho el video.Ahora seguramente los maridos y hermanos van ayudar a sus hermanas y madres.

Carlos (el monstruito) dijo...

A mi me ha gustado mucho cuando Álvaro trajo la pieza que faltaba del pentominos.

Geraldy dijo...

EN LA PIZARRA DIGITAL ESCUCHAMOS UN CUENTO QUE SE LLAMABA EL SUEÑO
IMPOSIBLE. EN LA PRIMERA PARTE SE TRATABA DE UNA FAMILIA Y EN LA SEGUNDA PARTE ME GUSTO MUCHO. TERRAZAS

carlos (el monstruito) dijo...

Javier, he intentado jugar al pentominós y no he podido. Entraba en el juego pero no me salían las
piezas. Tendré que jugar al Fluvi.

carlos (el monstruito) dijo...

Hola Javier. Ya puedo jugar al pentominós. Voy a intentarlo un ratito. Chao.